¡La lengua española es sexista! - Ego Sum Qui Sum

Breaking

MAIK CIVEIRA & LA ALIANZA FRIKI ANTIFASCISTA

miércoles, 3 de marzo de 2010

¡La lengua española es sexista!


NOTA INTRODUCTORIA DE MUCHO DESPUÉS: Fue hace muchos años que escribí esta, más bien burda y pueril, sátira. A diferencia de otros textos antiguos, éste ya ni siquiera lo comparto en mis redes, y es que no me parece que tenga relevancia alguna (me da un poco de pena, en realidad). Sin embargo, de vez en cuando hay personas que se topan con él, comentan y reaccionan. Por eso, añadí una nota al final con lo que realmente pienso en la actualidad. Mejor brínquense directo a ella.

__________________________________________


Continuamos con las celebraciones del mes de la mujer, uniéndonos a la lucha de muchas mujeres igualitarias que pugnan por la desaparición del sexismo en el lenguaje. ¡Escuchen! ¡Ya basta de incluir a las mujeres en el masculino plural! Las mujeres no se sienten incluidas cuando se habla de "los hombres", ni las mexicanas se sienten incluidas cuando se habla de "los mexicanos".

Nada me enferma más cuando un imbécil falocultista dice "los clientes" o "los alumnos". ¡Cerdo machista! ¿Qué le cuesta decir "los clientes y las clientas" y "los alumnos y las alumnas"? O en todo caso, "el alumnado" o "la clientela". Ah, ya sé lo que van a decir los gurús del falomachismo heteronormativo: "En correcto lenguaje español, el masculino plural es neutro e incluye al femenino". Pues entonces yo digo que el idioma está mal, que es machista en esencia y debe ser cambiado para dejar atrás esas ideas retrógradas.

Si quieren referirse a la especie humana, no digan "el hombre", ni "la evolución del hombre", ni "la naturaleza del hombre". Debe ser siempre "los hombres y las mujeres", o en su defecto, "la humanidad". Y esto no debe limitarse a los seres humanos. Ya no debe enseñar en las escuelas que "El león es un animal mamífero..." porque al hacerlo están excluyendo a las leonas, que además son las que sí trabajan en esa maldita sociedad equisyeísta de estos felinos y felinas. Se debe decir "los leones y las leonas", "los caballos y las yeguas", "los elefantes y las elefantas"...

Ah, pero no crean que nosotros también seremos excluyentes como los penélatras. En el caso de los animales que tengan un nombre femenino (ballena, tortuga, serpiente, águila, araña, hormiga), el sólo usar la variante de ese género sería excluir a todos los miembros masculinos de la especie (aunque se lo merezcan, porque lo masculino es malo). No se debe decir "las ballenas están en peligro de extinción", sino "las ballenas y los ballenos", "las tortugas y los tortugos", "las serpientes y los serpientos" "las águilas y los águilos"... Por cierto, no se debe decir "EL águila", porque al hacerlo se niega y corrompe su naturaleza femenina con un artículo masculino. ¿Qué la eufonía del idioma así lo ordena? ¡Pues el idioma está mal!

También dicen "En el idioma, género no equivale a sexo. Que una palabra sea femenina o masculina no quiere decir que el ente real al que se refiere lo sea". Pues yo siento que sí, señores. ¡No se puede jugar con el sexo y el género de los seres vivos! Para que el idioma deje ser testículomasculinista debemos transformarlo y hacer que SIEMPRE el género equivalga al sexo, de lo contrario estaremos negando la naturaleza femenina o masculina (aunque esta última sea un asco) de los seres.

En cuanto a los objetos y conceptos que no tengan sexo en la realidad aunque en el idioma sí tengan género, debemos adoptar medidas para que sea totalmente neutro. Así, no diremos más "la silla", "el sillón", "la mesa", "el escritorio"... Nótese además la carga machista que conllevan: el femenino "silla" no es tan cómodo y elegante como el masculino "sillón". La femenina "mesa" es el lugar donde la mujer sometida sirve la comida a su marido, mientras que el masculino "escritorio" es donde el intelectual y el profesional trabajan.

Para adoptar la forma neutra libre de espermatozoidismo, sugiero que empleemos la @, como la usa la sabia gente de la Internet. Así, diremos "l@ sill@", "l@ mes@", etc... y se evitarán complicacion@s. De hech@, debemos empezar a hablar de est@ form@ con tod@s l@s sustantiv@s, para poder iniciar un@ nuev@ futur@ con un@ lenguaj@ libr@ de prejuici@s.




Y por si no se dieron cuenta, todo esto fue puro sarcasmo.
__________________________________________

NOTA ACLARATORIA DE MUCHO DESPUÉS: Como les decía, ya ni siquiera comparto este texto en redes. En realidad, no creo que se pueda añadir mucho a una discusión que se da entre bandos intransigentes, y ciertamente mi burla, hecha en un tiempo en que era más joven y engreído, no tiene nada que aportar. Por eso resumo, en algunos puntos, qué es lo que yo creo en realidad respecto al lenguaje no sexista o incluyente.

Primero, si son nuevos en este blog, tengo que decir que yo apoyo al feminismo, sus causas y valores. Segundo, que hay una explicación más profesional, inteligente y desarrollada en este texto: El español, una lengua NO sexista.

1.- El lenguaje cambia y evoluciona constantemente. Quien “decide” cuáles cambios se quedan es la comunidad lingüística, los hablantes, no instituciones normativas (la ciencia de la lingüística es descriptiva, no prescriptiva). Los cambios a nivel gramatical (como incluir un género neutro con sus respectivas desinencias) son más difíciles de llevar a cabo que los léxicos (agregar nuevas palabras), pero también son posibles. Sólo se necesita que la comunidad de hablantes los acepte. Resistirse al lenguaje no sexista en nombre de “la pureza” de la lengua es un sinsentido. Como bien señalan, los mismos que se oponen a ello, suelen ser personas que tampoco hablan o escriben con absoluta propiedad todo el tiempo.

2.- En realidad, los opositores al lenguaje incluyente casi siempre esgrimen argumentos falaces y deshonestos, que por lo general no pasan de la burla sin el esfuerzo de comprender en qué consiste y cuáles son sus objetivos (ejem). Por ejemplo, cosas como “el verdadero lenguaje inclusivo es el de señas o el Braile”, no tiene sentido, porque una cosa no excluye a la otra, y quienes dicen eso tampoco están haciendo un esfuerzo por aprender a comunicarse con las personas con discapacidad. También es cierto que muchas de esas personas son antifeministas y de derecha, y ven la lucha sobre el lenguaje incluyente como parte de su guerra cultural contra el progresismo. Sus posturas y argumentos para sostenerlas son absurdos.

3.- Ahora bien, el punto 1 nos sirve para ver que hacer del lenguaje incluyente una parte de la lengua española es posible; no es un argumento a favor de que sea necesario o pertinente. El punto 2 es para ver que la mayoría de los opositores al lenguaje incluyente no tienen razón, lo cual tampoco significa necesariamente que sus partidarios estén en lo correcto.

4.- La relación entre el significante y el significado del signo lingüístico es arbitraria, y depende solamente de que una comunidad de hablantes la reconozca como válida. Es decir, si la palabra perro se refiere al animal, no es por las propiedades de la palabra en sí, sino porque los hablantes de la lengua así lo entienden. Si la comunidad lingüística entiende que las terminaciones -s y-es implican plural, pues así es.

De la misma forma, durante siglos la comunidad de hablantes había entendido que el masculino plural sirve tanto para referirse a conjuntos exclusivamente compuestos por seres masculinos, como para referirse a conjuntos compuestos por seres masculinos y femeninos. Fue sólo en tiempos recientes que algunas personas decidieron que no era así, o que no debía ser así. Poco a poco su postura ha cobrado popularidad. A lo que voy es: el hecho de que con el tiempo algunas personas hayan decidido interpretar el uso del masculino plural como algo negativo, no significa que lo sea intrínsecamente.

5.- Dicho lo anterior, bien podría ser útil la existencia de un tercer género gramatical (otros idiomas lo tienen, incluidos el griego y el latín, de los que viene el español), ahora para diferenciar entre conjuntos con sólo masculinos y grupos mixtos o cuya composición es desconocida. Sin embargo, las posibles confusiones que pudieran darse por el uso tradicional del masculino plural se pueden resolver con facilidad, al momento mismo de la comunicación, y usando las herramientas ya existentes en la lengua, sólo poniendo un poco más de contexto. Es decir, el tercer género podría ser útil y práctico, pero no es imprescindible.

6.- Para tratar de personas de género no binario, el uso de una desinencia diferente a las ya existentes que indican masculino o femenino, se vuelve absolutamente necesario. Esto es porque en el idioma no existía hasta ahora una forma de referirse a las personas que así se identifican

7.- De hecho, la mayor parte de los argumentos a favor del lenguaje incluyente no son de orden pragmático, sino ético. Rara vez se arguye que el lenguaje incluyente sea necesario para poder comunicarnos de forma más clara y precisa; y cuando se hace, es un tema secundario, de apoyo a la premisa ética: el uso del lenguaje incluyente es moralmente necesario; la continuación del uso del masculino plural para referirse a conjuntos mixtos es moralmente incorrecto.

Sin embargo, no hay evidencias de que usarlo o uno usarlo tengan un impacto en lo sexista o misógina que sea una cultura. Si se siente que un masculino plural invisibiliza a los miembros femeninos de un conjunto, basta hacer una aclaración.

Desde el punto de vista de la ética racional, una acción es buena o mala según le haga el bien o daño a alguien más; una acción que no hace ni bien ni mal es moralmente neutra. Dado que no puede demostrarse claramente que usar o no usar el lenguaje no sexista haga o deje de hacer daño a las personas, lo considero moralmente neutro.

8.- Me parece que la mayoría de las personas que han adoptado el lenguaje incluyente no ha sido tras una reflexión de sus ventajas, utilidades o necesidades éticas, sino por seña de identidad, pertenencia y aceptación, para demostrar que se forma parte del equipo preocupado por la equidad y la justicia social, demostrar que se es “unx de lxs buenxs”, y marcar diferencia con los otros. De hecho, la persona que lo adopta, es en general porque ya aceptó antes los otros valores y causas del feminismo y la justicia social. Es, entonces, principalmente simbólico, como el uso de la pañoleta verde, lo cual no quiere decir que no sea válido o significativo.

9.- El problema es cuando el símbolo se convierte en dogma, que es algo muy común en el pensamiento humano. En particular, hay una tendencia entre la gente progre a obsesionarse con lo simbólico, alimentado por la superstición posmoderna de que “el lenguaje crea la realidad”, una forma de pensamiento mágico. Así, adoptar ciertos símbolos se convierte en una obligación moral.

Para una ética dogmática (propia de las religiones, por ejemplo), las acciones son buenas o malas en sí mismas, porque sí, (y el sólo hecho de cuestionar por qué lo son, implica ya una falta moral). No es cierto que, en su mayoría, los partidarios del lenguaje incluyente adopten la actitud de “vive y deja vivir, úsenlo quienes quieran y quienes no, pues no”. En realidad, es claro que muchas de estas personas lo consideran un principio moral no negociable. Es decir, tienen una ética dogmática.

Sobre todo, juzgan con dureza a la gente que no lo ha aceptado, mostrando así una actitud rígida y maniquea: “No importan los valores que promuevas, las causas que apoyas, o tu conducta hacia las personas que te rodean: importa que aceptes este símbolo que yo considero sagrado e incuestionable, o de lo contrario eres una persona horrible y un enemigo”.

Lo vemos en expresiones como “si no te gusta ignóralo, como ignoras los feminicidios”, asumiendo que una persona que no usa este tipo de lenguaje no se preocupa por la violencia de género. Esto tiene que ver con la visión esencialista de la ética de mucha gente progre: “si una persona tiene esta actitud que yo juzgo como machista, entonces debe ser  machista”; no ven matices ni niveles intermedios. Se es buenx o malx, punto.

10.- En conclusión, pienso que el lenguaje inclusivo puede ser útil, y es probable que se convierta en norma en cuestión de años, pero no lo considero una necesidad urgente para hacer de la comunicación más práctica, y menos una necesidad moral para hacer un mundo más justo.

Me irrita la actitud obtusa y deshonesta de los que luchan contra él con todas sus fuerzas, como si su realidad entera se fuera a desmoronar sólo por ello. Me irritan también la cerrazón y las ínfulas de superioridad de quienes lo toman como un principio moral no negociable, y que juzgan a los demás con la actitud de un inquisidor. Esto es porque pienso que el dogmatismo y la irracionalidad son negativos siempre, incluso en la defensa de causas justas.

En realidad, ahora procuro usar expresiones tipo quien hace esto en vez de el que hace esto, o mis estudiantes en vez de mis alumnos, o en algunos casos desdoblo, tipo los padres y madres de familia. Esto lo hago por consideración a quienes me leen, para que la comunicación sea más empática y, por lo tanto, más efectiva. Si he de elegir entre desinencias, prefiero la E, que es legible, pronunciable y más bonita que la espantosa X. O sea, prefiero, por mucho, niñes que niñxs

27 comentarios:

Maikol dijo...

me estabas preocupando pero tonto de mi me di cuenta hasta el segundo párrafo, buen post

Kyuuketsuki dijo...

APLAUDO DE PIE, MI ESTIMADO EGO. Deberías mandarle este texto a Lydia Cacho, por cierto (que aunque me cae a toda madre, peca de ese defecto de lo politicamentecorrectoyasí). Que buen texto te rifaste.

La Diabla dijo...

Si, desde las primeras palabras se percibió un sarcarsmo exagerado que ralla en el machismo!!!

jaja

y ya lo de las @ fue el colmo, solo te falto decir que para agilizar la escritura cambienmos la "qu" por K

Anónimo dijo...

no puedo kreer ke no te akordaras de mi!!! me ofendere jaja... soy alma me diste klase en la juan jakobo

Sascha! dijo...

pensé que estaba leyendo un discurso de Fox

Unknown dijo...

Siendo la primera vez que me daba una vuelta por este blog, en el primer párrafo andaba pensando 'ooh...una femenista dolida...', después me reí buen rato.

¿Y cómo se pronunciaría la...el....lo @?

Maik Civeira dijo...

Disculpa, Alma, es que como no dijiste que Alma eras y me dijiste "Maik" y no "maestro" como tan respetuosamente antaño me llamabas, no lo supe. Pero pásame tu mail, debemos platicar largo y tendido este asunto y con detalles. Hay que publicarlo y todo eso.

Anónimo dijo...

Já!

Omega Rodo dijo...

Feminazis que haríamos sin ellas... probablemente no reír tanto.

Sir David von Templo dijo...

Buen Post. Creo que te falto agregar a las feminazis en el post de los simploncitos ("si no pinsas cxomo nosotros eres un machista falico-espermatozoo-testiculo-etc-etc-etc-machista").

-antonio dijo...

"Ayer tuve género con mi parej@".

No me convence.

Por cierto creo que deberías agregar a las Mejores frases del jefe Gorgori la siguiente:
"—Jefe, creo que es el sujeto que la asaltó.
—Sí, creo que atrapó a su propio agresor. A diferencia de todos ustedes bola de perezosos. No van a encontrar a los delincuentes viendo sus pies, amigos."

saludos

Georgells dijo...

Aplaudo de pie, como otros lectores, tu escrito. El exceso de purismo es, en el fondo, otra forma de fanatismo.

Y, para aligerar el comentario (y a riesgo de ser públicamente apedreado por la - y lo - multitud), una lista que ejemplifica claramente el machismo en el castellano:

Zorro: Espadachin Justiciero.
Zorra: Puta

Perro: Mejor amigo del hombre.
Perra: Puta.

Aventurero: Osado, valiente, arriesgado, hombre de mundo.
Aventurera: Puta.

Ambicioso: Visionario, Enérgico, con metas.
Ambiciosa: Puta

Un Cualquiera: Fulanito, Mengano, Zutano.
Una Cualquiera: Puta

Regalado: Adjetivo; participio del verbo regalar.
Regalada: Puta

Bicho: Insecto; animal.
Bicha: Puta.

Callejero: De la calle, urbano.
Callejera: Puta

Hombrezuelo: Hombrecillo, varon mínimo, pequeñito.
Mujerzuela: Puta

Hombre público: Personaje prominente.
Mujer pública: Puta

Golfo: Masa de agua marina parcialmente rodeada de tierra.
Golfa: Puta

Lobo: Mamifero predador rapaz y feroz. Hombre experimentado y agresivo.
Loba: Puta

Ligero: Hombre débil y/o sencillo
Ligera: Puta

Adúltero: Infiel
Adúltera: Puta

Puto: Homosexual
Puta: Puta

tonymoca dijo...

Ah ching@, ya me estaba preocupando pues no sabía si dejar comentario o comentaria.

Excelente post.
Saludos.

Maik Civeira dijo...

Jajajajajaja. Georgells, tienes toda la razón.!

Aurore Dupin dijo...

Las feminazis deberían leer más a los varones y abandonar sus sueños húmedos con barones sumisos (y batas de seda) en lugar de enfrascarse en discusiones baladíes del lenguaje: Se obsesionan con la forma y desprecian el fondo; toman como consigna a Beauvoir, Sor Juana Inés de la Cruz o George Sand, y en la gran mayoría de los casos no tienen idea de lo que expresaron a través de sus escritos. Una cosa es la crítica y otra la misandria, pecan de lo mismo pero en el extremo opuesto.

Ad. Cuánta paciencia para ser profesor de la generación messenger. Como Kyuuketsuki, aplaudo de pie.

El Tipo dijo...

Jajajaja eres genial! Casi nunca comento, pero la mayoría de tus textos me provoca... Jajaja A ver si no te cae luego la legión de mujeres por el texto tan crítico.

A veces no son coherentes estas chicas, critican a Alejandro Fernandez por "nalgaditas" pero nunca vi que dijeran algo por "rata de dos patas" de paquita. Digo o todos coludos o todos rabones.

Unknown dijo...

Excelente post, mi estimado. Aplaudo de pie la ironía y el sarcasmo como ya lo hizo Kyuuketsuki.

Maik Civeira dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, pero debo admitir que me siento algo decepcionado de que no haya venido una feminazi a mentarme la madre.

TORK dijo...

"me siento algo decepcionado de que no haya venido una feminazi a mentarme la madre."

Aquí no, pero en el feisbus levantaste ámpula.

Maik Civeira dijo...

¿A poco, Tork? Platícame, hazme el día.

TORK dijo...

Rápido:

Subí el enlace a esta entrada recomendando su lectura. Una psicóloga que (dice que) trabaja para la SEP. Repeló de forma muy diplomática diciendo que (cito):

"Pero ¿ alguna vez lees textos inteligentes? lo politicamente correcto es que en lo posible incluyas al genero femenino en tu discurso [...] Cuando uno se acostumbra no se te hace gravoso y sientes que has dado un paso importante en el avance hacia la equidad de gènero."

Sin dejar de mencionar que Freudchicken y Kyuuketsuki también le entraron al desmadre. Y hasta mi novia se la hizo de pedo.

Total que la psicóloga en cuestión acabó por decir que así se sentía más cómoda.

Maik Civeira dijo...

Nah... esperaba algo más virulento. :p

Aurore Dupin dijo...

No te preocupes, Ego.

Mañana lloverán.

m. Isaac. V.R. dijo...

tomaré prestado este artículo para mi clase de hoy.
Saludos Maik.

prufrock jerusalem dijo...

Leí esta entrada cuando Tork la compartió en FB hace un año, y sigue siendo tan graciosa y vigente ahora como entonces. Feliz día de las feminazis y sus delirios de persecución.

beto velez alias tu tronco.. dijo...

TU pirix con xi, si la nta me di cunta hasa el final no como est cabron que dice me di cuenta hasta el segundo parrafo, che lame perineo de ego m keson, ggagagagagagagagagagga. la neta pense que estabas siguiendo el ejemplo que les distes a tus alumnos y alumnas gagaga, queda moto y leeun libro... mames te la arrancaste con todo y visceras gagaaga

skylights21 dijo...

Realmente me apena mucho este post. No sólo porque es una burla al lenguaje inclusivo sino porque desinforma completamente sobre su propósito real. Yo estudié comunicaciones y realmente me parece que el lenguaje inclusivo puede sumar al idioma español. Más allá de si el lenguaje es machista o no, el género neutro sirve bastante en el desarrollo sociocultural respecto a los roles de género en cada cultura. Si esperabas a una 'feminazi' pues te aviso que no existen las feministas nazis. En cambio, tienes aquí un chico que cree que el masculino genérico como 'inclusivo' no incluye a nadie más que a los hombres. Cuando aprendes varios idiomas aprendes mucho de cada idioma y que los géneros gramaticales no sólo son innecesarios, sino que refleja mucho de la forma de concebir el mundo que tiene una cultura.
No vengo aquí a convencer a nadie que use el idioma inclusivo ni a decir que debemos dejar de usar géneros gramaticales. Sólo a decir que cada grupo social tiene su forma de expresarse y es importante que se expresen de la forma en que lo deseen, porque eso es parte de su libertad de expresión y de su cultura. Pero si les duelen mucho que la gente hable así, pues ignórenlo, al igual que lo hacemos con muchas otras cosas que si hace daño al mundo.

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA
Haz click para conocer la historia