jueves, 10 de enero de 2019

Arte erótico hecho por mujeres: Imaginerías 2015

Saludos, amantes de lo hermoso. Continuamos con el recuento de obras de arte con tintes eróticos que ha aparecido en este blog a lo largo de los años. Las siguientes pinturas adornaron estas páginas durante el año 2015, uno en el que me propuse el proyecto de sólo incluir arte hecho por mujeres. 

A menudo se ha planteado el problema de que a través de la historia del arte se ha privilegiado sólo la perspectiva masculina (el infame male gaze), y creo que hay mucho de razón en ese reclamo. Esta colección tiene entre sus propósitos el de ampliar un poco nuestros horizontes. 

Al prepararla me di cuenta de algo curioso: estas mujeres artistas también se centran sobre todo en la belleza del cuerpo femenino. De hecho, encontré poquísimo arte hecho por mujeres que erotizara el cuerpo masculino, algo que hacen sobre todo artistas gays. ¿A qué creen ustedes que se deba este fenómeno? ¿Hay alguna diferencia en cómo los hombres miran el cuerpo femenino y cómo lo hacen las mujeres? ¿Se puede apreciar una perspectiva distinta a la que expresan las obras hechas por hombres? Empecemos el recorrido:


Adán y Eva


Tamara de Lempicka (1898-1980) fue una artista polaca que hizo la mayor parte de su carrera en los Estados Unidos. Es famosa por su estilo art decó. De Lempicka nos trae una reinterpretación del tema eterno de Adán y Eva en el paraíso, pero en esta ocasión en un contexto del siglo XX urbano. Como se ve, esta rubia Eva ya tiene la manzana dorada en la mano, algo de lo que su musculoso Adán no parece percatarse, ocupado como está en el cuerpo de la mujer. El paraíso está a punto de perderse.

Gatitas


Audrey Kawasaki (nacida en 1982) es una pintora japo-americana radicada en Los Ángeles. Ella pinta al óleo directamente sobre páneles de madera, lo que le da a sus pinturas sus colores característicos. Su estilo artístico ha sido descrito como una fusión entre el art nouveau y el manga japonés. En esta pintura vemos un momento altamente erótico entre dos mujeres jóvenes, justo antes de un beso que se ve que va a estar muy rico.

Guantes


Lisa Yuskavage (nacida en 1962) es una pintura estadounidense radicada en Nueva York, a quien se le atribuye un papel importante en el resurgimiento del arte figurativo tras décadas de dominio del arte abstracto. Yuskavage toma influencias del arte clásico y juega con ellas para representar diversos asuntos de la vida. En esta pintura podemos ver otra vez el tema del homoerotismo entre mujeres, completamente desnudas, excepto por las manos enguantadas con las que se tocan.

Caballos al galope


Erica Chappuis es una artista estadounidense, cuyo estilo se caracteriza por sus colores terrosos y una imaginería que relaciona la naturaleza salvaje con la sexualidad humana, además de representaciones del cuerpo femenino que desafían los cánones de belleza. En esta pintura el acto del coito se relaciona con el galopar de unos caballos silvestres y el torrente de un río. Ternura y sensualidad se funden en este abrazo horizontal.

Pareja persa


Hayv Kahraman (nacida en 1981) es irakí, pero vive en San Francisco desde hace muchos años. Su estilo fusiona elementos del arte islámico tradicional con temas y motivos del arte contemporáneo. Esta imagen nos muestra a una pareja en la cama. ¿Qué ven ustedes aquí? Yo siento sus miradas algo melancólicas (que es, por cierto, una constante en el arte de Hayv). El cabello de ella, que según la ortodoxia musulmana debería estar cubierto, aparece aquí libre, envolviendo los hombros del amado. En cambio, él tiene puesto su turbante. Estas sutilezas son las que le dan su potencia erótica.

Nevermind


Stella Im Huttberg es pintora, ilustradora y escultora nacida en Seúl, Corea del Sur, pero radicada en Estados Unidos. En esta pintura vemos a una joven de rasgos orientales dirigiendo a quien la observa una mirada sugestiva mientras se levanta la blusa y deja ver un poco de la curva de sus senos. El hecho de estar tendida sugiere vulnerabilidad, pero es sólo un truco: la fuerza de su mirada demuestra que es ella quien está en control de la situación.

La noche


Vera Donskaya es una artista rusa nacida en Leningrado en 1964. Su estilo, ligeramente kitsch, está influido por el arte tradicional de su tierra, y en su obra abunda la representación de un pasado ruso idealizado. El homoerotismo entre mujeres reaparece en esta imagen, en la que dos jovencitas desnudas se relajan juntas a la orilla de un lago y bajo la luz de la luna. ¿Es una escena romántica, o un inocente día de campo entre dos amigas? La ambigüedad es exquisita.

Naturaleza muerta


Fatima Azimova (nacida en Uzbekistán en 1974) nos trae hoy esta hermosa ilustración en blanco y negro, en la que el estatismo de la naturaleza muerta se funde de forma contradictoria con el dinamismo del cuerpo una mujer desnuda, en evidente disfrute erótico de sí misma. El cuerpo femenino no puede ser objetificado, parece decirnos la artista; por más que se intente, no se le puede convertir en una naturaleza muerta.

Berenice


Ahora nos trasladamos a España para disfrutar la obra de Arantza Sestayo (nacida en 1964), una pintora e ilustradora que ha colaborado con revistas de la talla de Heavy Metal y hecho ilustraciones para las novelas de George R.R. Martin. Su obra tiene influencias de los prerrafaelistas, así como del cómic. Escogí esta imagen como ejemplo de algo diferente, una forma de erotismo que no requiriera de los desnudos, sino de la fuerza de una expresión, en la que se confunden la inocencia y una seductora malicia.

La puerta


La ilustradora estadounidense Rowena Morril (nacida en 1944) es famosa por las imágenes de portada que ha hecho para diversos libros fantásticos y revistas pulp, como la obra de Tolkien o la legendaria Weird Tales. Su obra mezcla el erotismo con escenarios fantásticos o surrealistas. Aquí podemos ver a una pareja, hombre y mujer, desnudos, tocándose y abrazándose a través de las rejas de una prisión. La pose de ambos indica que están a segundos de la penetración, y la imagen es de  una fuerza tal que uno puede casi experimentar lo que ellos dos están por sentir.

Venus durmiente


Artemisia Gentilleschi (1593-1654) fue una pintura italiana del periodo barroco, una de las más importantes de su tiempo. Caída en la oscuridad relativa durante muchos siglos, ha sido rescatada en décadas recientes como parte del esfuerzo feminista por revalorar a las mujeres de la historia. Por tanto, no podía faltar en esta colección. Aquí aparece la mismísima Venus, la diosa del amor y de la belleza, durmiendo plácidamente.

Esfinge



Tampoco podíamos irnos sin incluir a una artista latinoamericana, Leonor Fini (1908-1996), quien además de pintora, fue diseñadora de vestuario, productos y escenografía, y novelista. En fin, una mujer extraordinaria. Su arte pictórico destacó dentro del movimiento surrealista. En esta pintura vemos una reinterpretación del mito de la Esfinge, en la que tanto la mítica criatura como el muchacho son muy jóvenes. La pintura irradia una gran ternura, que se aprecia en la sutil expresión que la Esfinge dirige al mancebo en sus brazos.


Espero que hayan disfrutado este breve recorrido, y que les inspire a aprender más sobre mujeres en la historia del arte y en el mundo contemporáneo. Me gustaría leer sus comentarios: ¿cuál le gustó más y por qué? ¿Piensan que hay una sensibilidad erótica propiamente femenina que se pueda ver en estas pinturas? ¿O más bien esto es tan diverso como la individualidad de cada quien? Nos estamos leyendo.

No hay comentarios.:

Quizá te interese...