Familias animadas, Parte X: Los Sinclair - Ego Sum Qui Sum

Breaking

MAIK CIVEIRA & LA ALIANZA FRIKI ANTIFASCISTA

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Familias animadas, Parte X: Los Sinclair

(Anterior: Los Simpson)

El impacto cultural de Los Simpson fue enorme. La historia de la animación para adultos sería inconcebible sin la creación de Matt Groening. El éxito de los amarillos quiso ser imitado de inmediato por otras series a lo largo de los 90, pero muy pocas llegaron a trascender. Una de las que hizo historia fue Dinosaurios.

Bueno, no son exactamente dibujos animados. Pero tampoco es una serie de acción en vivo propiamente dicha. Los personajes de Dinosaurios son marionetas, animatrónicos. Así que, en cierta forma, también son animación.


Dinosaurs (1991-1994)


Esta comedia fue producida por la compañía de Jim Henson (el creador de los Muppets), en cooperación con Disney. El mundo habitado por los Sinclair es una parodia de la sociedad humana. Pero esta serie va más allá de unas simples burlas y puntadas contra nuestra sociedad: a través de la familia Sinclair, la civilización se presenta como una distopía de pesadilla.

El show se sitúa en el año 60,000,003 antes de Cristo, y los días, meses y años se cuentan hacia atrás. En este mundo habitan dinosaurios antropomorfos que viven con todas las comodidades de la modernidad: automóviles, electricidad, teléfonos, etcétera. Pero es al mismo tiempo un mundo salvaje, en el que los miembros de la sociedad literalmente se comen los unos a los otros. Es decir, si bien la tecnología y ciertas instituciones modernas son reconocibles, la sociedad carece casi por completo de los valores humanísticos que temperan nuestros instintos más bajos. Aquí, en cambio, se deja libre su bestialidad reptiliana.

Oh, y no quisiera olvidar que el trabajo de los marionetistas, el diseño de escenarios y criaturas, y los efectos especiales, eran todos espectaculares, y le dan a la serie un aspecto único e inconfundible.



La Familia:


El padre: Earl Sinclair es gordo, pelón, tonto, prejuicioso, ignorante e incompetente. Puede mostrarse colérico con su familia, pero es un pusilánime para enfrentarse a su jefe. Su trabajo, inútil como son muchos empleos en el capitalismo, consiste en derribar árboles para la compañía Yolodigo (Wesayso), controlada por su jefe el déspota, sociópata y caníbal señor Richfield.

La madre: Fran es el sostén de la familia y la voz de la razón. Es el ama de casa que se encarga de todo en el hogar sin que nadie se lo reconozca. Quisiera que su familia pasara más tiempo junta en vez de mirar la televisión todo el día. La relación entre Earl y Fran es estereotípica en la tradición de familias animadas.

Los hijos: Robbie es el hijo varón mayor. Tiene unos dieciséis años. Constantemente cuestiona las extrañas e irracionales costumbres de los adultos. Pero por otro lado, las presiones del mundo adolescente siempre están sobre él.

Charlene es la de en medio y la única hija. Tendrá unos catorce años. Es superficial y materialista, y lo que más le importa es estar a la moda y ser popular. Pero debajo de esa fachada se esconde un alma sensible y con un alto sentido de justicia.

El Bebé es uno de los personajes más populares de la serie (no veo porqué, a mí me parece muy, pero muy molesto). Es un "nene consentido", malcriado y grosero. Adora a su madre, pero no se lleva con el padre, a quien gusta de golpear con una sartén. Estoy seguro de que todos hemos tenido un hermanito o primito así.


Análisis:

La configuración de la familia Sinclair no es particularmente original: mamá, papá y tres hijos. Además, el papel que juega cada miembro de la familia es el mismo que hemos visto en otras series. De hecho, Los Simpson no tardaron en denunciar que Dinosaurios era un fusil y las comparaciones con Los Picapiedra son inevitables.



El mayor logro de Dinosaurios es que es la primera serie en presentar a la sociedad no como algo chistoso y ridículo, sino como algo verdaderamente horrible. Irracionalidad, intolerancia, guerra, canibalismo (literal y figurado), son las características que Dinosaurios resalta de la sociedad humana. El egoísmo de los dinosaurios y su total desdén por principios como la justicia y la protección del medio ambiente, no son más que reflejos de la propia sociedad occidental de los años 90. Si la parodia de Los Picapiedra era en buena onda, y en Los Simpson podía ser muy ácida, en Dinosaurios la denuncia de los males de las sociedad podría ser deprimente.


Dinosaurios se burla de las tradiciones, del nacionalismo, de lo políticamente correcto, de la doble moral, de las creencias religiosas y la superstición, del capitalismo salvaje y la economía de "trickle down" del neoliberalismo ("si dejamos que los ricos obtengan todo el dinero que quieran, algunas de esas monedas caerán de sus bolsillos y nos tocarán a nosotros"). Casi ningún tema es obviado por esta ingeniosa obra maestra de humor negro disfrazado de entretenimiento familiar. Tan es así, que termina con el mismo fin del mundo en un invierno radiactivo provocado por los dinosaurios. La extinción es su destino y, si seguimos en este camino, será el nuestro.

La serie estaba dirigida a un público adulto, pero como se trataba de marionetas y de una producción Disney, nadie en nuestro país pareció captarlo. Sólo después de varios años, puede uno revisar las inteligentes tramas de esta serie y apreciarlas por su contenido adulto. Les recomiendo a todos volver a ver las aventuras de la familia Sinclair.



6 comentarios:

Balam Mandos dijo...

Recuerdo un capitulo donde Earl se vuelve productor de programas para TV, haciendo programas estúpidos para obtener altos indices de rating. También uno que parodia la guerra civil norteamericana con una guerra contra los cuadrúpedos.
Excelente análisis, no hay mucho que pueda agregar.

m. Isaac. V.R. dijo...

tocaste el tema pero me hubiese gustado más ver un desarrollo respecto a "Lo Grotesco" en esta serie. O la "lectura grotesca" que se le pudiera dar... ahora que lo pienso, la serie es harto interesante desde ese punto de vista... yo recuerdo el capítulo donde charleen le da la vuelta al mundo porque su "ángel de la guarda" la confunde con Copérnico.

Raúl H. Pérez dijo...

Genial, genial, qué bueno que lo comentas, Mike. Yo los que más recuerdo eran los que tocaban el tema de la religión: la hacían pedazos.

Saludos.

Rocker World Citizen dijo...

Suele suceder. Yo también soy de aquellos que solo leen disney en alguna serie o película y enseguida le damos la vuelta.
¿Ya viste las caricturas de "Tim" que transmiten los domingos a las 10 PM en HBO latino?
SL2

Gary dijo...

Me acuerdo de un capítulo donde trataban el tema de "el sexo", yo estaba en secundaria cuando apareció en la tele así que entendí perfectamente el concepto de "el baile del amor"

Gary dijo...

Me acuerdo de un capítulo donde trataban el tema de "el sexo", yo estaba en secundaria cuando apareció en la tele así que entendí perfectamente el concepto de "el baile del amor"