viernes, 28 de diciembre de 2018

Aquaman, el rey de los mares



Hola. Ya vi Aquaman. Y... pos nada. He dedicado sendas entradas a todas y cada una de las pelis de DC porque soy muy fan... Bueno, de todas, menos de Suicide Squad, que ni yo puedo defenderla. Para no dejar morir la tradición, aquí les traigo esta entrada sobre la última película del Universo Expandido DC o como sea que le llamen ahora.

¿Qué puedo decir? Está muy divertida. Como película, es una buena pieza de entretenimiento palomero. Si la hubiera visto a los 14 años o algo así, me habría alucinado. Ésa es su gran virtud: es una peli palomera de acción y aventura para toda la familia. Los fans del cómic disfrutamos las muchas referencias y la fiel adaptación al mito atlántico de DC (y los guiños a los clásicos de la literatura marítima, desde Julio Verne hasta Lovecraft), así como el recorrido por unas áreas muy ricas de ese mismo universo. Si no son fans, de todos modos tiene muchas secuencias de acción súper entretenidas, efectos especiales alucinantes, y un diseño de arte padrísimo.

Esto último es uno de los grandes logros de la cinta: la creación de mundos, junto con todo el aspecto visual. El Universo DC, con cada película, se ha presentado como un mundo extraño y lleno de rincones mágicos, míticos y legendarios, pero en esta cinta se muestra más que en ninguna otra. Aquí veremos de todo: la futurista Atlantis, los hombres cangrejo, los hombres pez, los monstruos marinos... Todo en una historia que lidia con leyendas que anteceden por miles de años a la trama que nos va contando.


Lo mejor de la película son nuestros dos protagonistas, Jason Momoa y Amber Heard. Los escritores tuvieron un gran acierto al hacer ésta una película sobre Aquaman y Mera juntos en una aventura, justo como en los cómics de Geoff Johns (uno de los guionistas). Los personajes son muy carismáticos y tienen mucha química en pantalla, aunque la dinámica es muy cliché.

Sí, ése el problema de la película: está llena de clichés. Todas las situaciones presentadas tienen paralelos con otras películas, sobre todo recientes, desde Black Panther hasta Moana. Tampoco me gustó que convirtieran al noble Arthur en un baturro ignaro. Nunca fue así en los cómics, ni siquiera en su etapa más darksss y ruda, que le escribió Peter David. Parece se que lo que pasa es que el mismo Momoa, así como es bien simpático, también es medio bobalicón. Ni qué hacerle, tampoco podía ser perfecto.

No hay mucho de superheroico, por otro lado. Nuestros héroes están en una típica búsqueda de un maguffin, en un recorrido por el mundo que bien podrían haber sacado de Indiana Jones (si Indy fuera un hombre pez). Realmente es sólo un pretexto para que tengan aventuras y vayan a lugares exóticos. Además, si eso de la Atlántida pasó hace miles de años, ¿cómo es que hay una clave importante en una estatua romana relativamente reciente? Ash, ya sé que es nitpicking, pero estas cosas me exasperan. 

La narrativa es un poco caótica, con tantas líneas argumentales y retrospectivas. Los villanos son planos, pero Black Mantha pinta bien para formar parte de la Legión de la Maldad. De hecho, me pregunto por qué la escena post-créditos no fue de Luthor reclutando a Mantha en vez del relativamente poco conocido doctor Shin. 



Pero, como les dije, está muy divertida. Me reí mucho con toda su ñoñez. Ha sido también muy taquillera. Digo, para estándares de DC. Atrás han quedado las pretensiones pseudo-intelectuales de Zack Snyder. Lástima, a mí gustaban. Digo, de eso se trata este blog, al fin y al cabo. Parece que su éxito demuestra que el público quiere películas bobas que no se tomen a sí mismas muy en serio. Pero Wonder Woman era más ambiciosa y también le fue bien en taquilla. Hay lugar para todo, creo yo.

Por otro lado, ¡es Aquaman! Un superhéroe al que nadie fuera del mundo comiquero tomaba en serio. Y se logró hacer una película bastante entretenida y exitosa. ¡Es todo un prodigio! James Wan consiguió darnos una pieza que, por lo menos en lo visual, no se parece a ninguna otra de superhéroes, y en la que la mayor parte de la acción transcurre bajo el agua. Con un reparto multiestelar. Llena de eye candy sin importar tus preferencias sexuales. Que al mismo tiempo es fiel al cómic y le da una interpretación novedosa. Hay que agardecerle por ello.

PD: Sigo esperando a que salga la edición extendida de Justice League :'(

2 comentarios:

Verreaux dijo...

Olvidas que es el primer superheroe de raza mixta en cine, y creo que fue un acierto usar a momoa que es de raza mixta en la vida real y hacer al personaje mitad polinesio mitad atlante, digo de haber usado un blanco rubio ese detalle se hubiera perdido.

Yo que tambien soy mixto quede encantado, y veo que otras personas igual en estados unidos tambien,en un mundo donde aun puede encontrar comentarios de " el mestizaje fue el que arruino a america latina" encontrarse con un heroe asi fue muy refrescante.

Maik Civeira dijo...

Tienes toda la razón. Me faltó decir que me encantó que incorporaran esos detalles de la cultura maorí a la película y personalidad de Aquaman. Creo que lo enriquecen del güero medio insípido que era. Me da gusto que lo hayan hecho.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails