¿Cuál es la ideología de Marvel? Parte IV - Ego Sum Qui Sum

Breaking

MAIK CIVEIRA & LA ALIANZA FRIKI ANTIFASCISTA

jueves, 20 de mayo de 2021

¿Cuál es la ideología de Marvel? Parte IV

Leer la Parte I
Leer la Parte II
Leer la Parte III

 


Hemos llegado al final de nuestro recorrido por el Universo Cinemático de Marvel en busca de la una ideología que le sirva como eje unificador. A lo largo de estas cuatro entradas, hemos podido identificar algunos principios ideológicos básicos:

 

0) El sistema sociopolítico que constituye el statu quo, con todo y sus deficiencias, es fundamentalmente legítimo.

0.A La violencia es legítima contra quienes atacan el statu quo, nunca contra las injusticias inherentes al mismo.

 

0.B Se debe combatir a las injusticias inherentes al sistema dentro de las reglas del sistema, nunca mediante la revolución.

 

1) El mal existe porque hay gente que es mala.

1.A En ocasiones el mal surge y se fortalece porque la gente buena no hace lo que debería.

 

2) La solución es procurar que la gente buena tenga siempre el poder.

2.A Es moralmente incorrecto para esa gente con poder ignorar las injusticias que existen en el mundo.

 

3) Las fuerzas armadas estadounidenses constituyen una entidad benévola, y por lo tanto está bien que ostenten el poder.


3.A Es posible hacer crítica y denuncia del imperialismo y las instituciones de poder americanas, pero sólo de forma indirecta y metafórica a través de entidades ficticias.

 

3.B Es posible retratar a miembros de las clases poderosas e instituciones de poder como personas que hacen el mal, siempre y cuando se les presente como individuos personalmente malvados y no como parte de un sistema injusto.

 

4) Los hechos importantes son realizados por individuos extraordinarios, no por movimientos de masa ni fuerzas sociales.

 

Entonces, ¿cuál es la ideología de Marvel? Pues es… (redobles, por favor)… El liberalismo capitalista. Sí, obvio, el liberalismo capitalista. Democracia representativa y no directa, propiedad privada y no comunal, reducción de las cuestiones sociales a asuntos de libertad y responsabilidad individuales, desigualdad socioeconómica como parte natural del mundo, monopolio de la violencia por parte del Estado y sus contratistas, reformismo sin revolución, caridad voluntaria con poca redistribución de la riqueza, teoría de los grandes hombres, relativa diversidad de posturas en el espectro social entre conservadurismo y progresismo, pero homogeneidad en el espectro económico… 


Digo, ¿qué otra cosa esperaban de un producto cultural turbo-mainstream, propiedad de una megacorporación capitalista, más que reflejar la cosmovisión hegemónica de nuestro mundo contemporáneo?

 

Ah, ya sé, que hay quienes piensan que Marvel se está volviendo demasiado SJW porque ya tiene muchas mujeres y negros (y próximamente, gente gaaaay), y eso es prácticamente socialismo. Y también hay gente que, viendo que Marvel no es precisamente anarco-comunista, concluye que es tan facha como Pinochet, Franco y Anaya. Pero esas son personas tontitas y su opinión no importa.

 

PARTE IV
LOS SABIOS CONSTRUYEN PUENTES

 


Pero digamos que tú, como tu seguro servidor, no sólo eres friki, sino izquierdista de cualquiera de sus múltiples denominaciones y te preguntas: ¿Qué hago con una franquicia cinematográfica que de verdad me gusta, pero cuyos valores no sólo son diferentes a los míos, sino que a menudo se oponen directamente?

 

Pues nada, ¿qué vas a hacer? Si, como a mí, te gusta ver a hombres adultos en trajes ridículos pegándose tortazos en el cielo, pues ya, sigue disfrutando. Creo que sólo las personas de mente muy cerrada necesitan que todo su arte, todo su entretenimiento, todo su humor se ajusten por completo a sus valores e ideología. Pero la vida es más que eso, la vida también es bailar, reír, jugar y desarrollar sentimientos afectivos por personajes ficticios, porque son adorables. Eso sí, hay que mantener siempre un ojo crítico, darnos cuenta de lo que estas obras nos están queriendo decir y lo que implica, para no absorber ni interiorizar sus mensajes negativos.

 

Mas digamos que esto no es suficiente para ti, que quieres hacer más con Marvel. Bueno, pues mira lo que hemos discutido en estas entradas. Hablar de Marvel puede ser un excelente punto de partida para aprender sobre la insuficiencia del liberalismo y la maldad del imperialismo; sobre la propaganda, la teoría de los grandes hombres, el activismo, la reforma y la revolución.

 


Podemos tomar estas películas para hablar de Thanos y el ecofascismo, que es una ideología misantrópica y perversa. Podemos mirar a Wakanda y hablar de las verdaderas grandes civilizaciones de África y del colonialismo, o de cómo activistas afroamericanos usaron la película de Black Panther para empadronar a votantes negros. Podemos tomar a los villanos de Iron Man y hablar de cómo el complejo militar-industrial contribuye a perpetuar guerras y conflictos en otros lugares del mundo. Podemos tomar la historia de la Capitana Marvel como ícono feminista, para inspirar a las niñas a siempre levantarse después de una caída y no dejar que los vatos pendejos las limiten.


Podemos tomar las metáforas sobre el imperialismo, a los extraterrestres que conquistan y devastan mundos, a las agencias de gobierno controladas por neonazis y a los científicos locos que experimentan con humanos contra su voluntad, para hablar de cómo, aunque las pelis quieran decirnos lo contrario, sabemos que son los ejércitos, los gobiernos y las corporaciones del mundo real (especialmente los de Estados Unidos) los que se comportan como supervillanos.

 

Podemos, en fin, recuperar las enseñanzas básicas de que nunca está bien ignorar las injusticias, de que no estamos aquí sólo par servirnos a nosotros mismos, sino para trabajar por el bien común.

 

Sobre todo, podemos recordar la lección que nos da Steve Rogers:  Nadie debe tener un poder irrestricto sobre nadie más, porque ese poder se corrompe fácilmente. Una máxima que no sólo contradice directamente al segundo principio ideológico de Marvel, sino que su presencia en la saga funciona como un ácido capaz de disolver todos los demás principios y de obligarnos a cuestionarlos. Pues si SHIELD no debería tener el poder de “vigilar y castigar” al mundo, aunque quiera usarlo para el bien, ¿por qué permitir que gobiernos, corporaciones, ejércitos o fuerzas policiacas sí lo tengan?

 


Una cosilla más. En Spider-Man: Homecoming (2017), Adrian Toomes es un hombre trabajador y honrado que se convierte en el Buitre porque Stark Industries y el gobierno le juegan chueco y lo dejan sin negocio. Casi al final se avienta un discurso sobre cómo los ricos hacen lo que quieran y explotan a la clase trabajadora pero no se preocupan por ella en la más mínimo. Yo le doy la razón al cien por ciento. No obstante, sabemos que el Buitre es un villano, aunque sus reclamos sociales sean válidos, porque comete crímenes para su propio beneficio y no le importa inundar la ciudad con armas de alta tecnología.

 

Sólo que nadie lo escucha, nadie hace nada siquiera por cambiar las injusticias que habían creado al Buitre. Un año más tarde, en Black Panther, T’Challa aprendería de Killmonger que no es justo que Wakanda se aísle del mundo teniendo el poder de rectificar sus males. En 2021, el Sam Wilson, el nuevo Capitán América, se avienta un discurso sobre cómo mientras las injusticias no sean corregidas el descontento creará más violencia.

 

Las cosas habían cambiado, como cambiaron desde el sexismo casual en las primeras películas de Marvel a la celebración del poder femenino hacia el final de la Saga del Infinito. Como cambiaron de “que el mejor amigo del héroe sea negro” a “no sólo nuestro protagonista es negro, sino que aquí vamos a hablar de racismo”. En esta nueva etapa post-Endgame los proyectos por venir anuncian una plétora de protagonistas femeninos y racializados. ¿Qué sucedió?

 


Bueno, no es que Marvel se haya vuelto más progre por puro crecimiento espiritual. Estos cambios se dieron de forma bastante tardía comparada con otros productos de la cultura pop que desde hace más de una década llevan criticando el racismo, la misoginia, la homofobia y el clasismo. No, sucede que Marvel está respondiendo a cambios que se están dando a nivel social, en particular el feminismo de cuarta ola y los movimientos antirracistas en todo el mundo.

 

Marvel es propiedad de una megacorporación capitalista, Disney, cuyo objetivo es hacer dinero. Si Disney piensa que ganará dinero adaptando sus productos a las sensibilidades más progresistas de la sociedad, eso hará. Si piensa que debería apelar a los más conservadores, lo hará también. Si el progresismo vende, el capitalismo lo comercializará. Pero ese progresismo tiene que ser el más comercial, el menos controvertido, el más mainstream y menos radical.

 

Eso no es necesariamente algo malo. La cultura pop puede servir como un termómetro para medir qué valores están siendo ampliamente aceptados en determinado momento histórico. La evolución de los valores en el MCU refleja la evolución de los valores en la sociedad más amplia, y definitivamente ha habido un progreso. Es decir, las fuerzas sociales y las tendencias culturales han impactado necesariamente en Marvel. Lo cual es irónico, teniendo en cuenta que según las narrativas de superhéroes son los grandes individuos los que hacen historia, sin lugar para las fuerzas colectivas.



Aquí, entonces, tenemos un principio ideológico final de Marvel: Este universo será tan progresista como las tendencias culturales le permitan o le obliguen a serlo. Así que, si eres friki amante de los superhéroes, pero te desespera que no sean tan izquierdosos como quisieras, no comas ansias: los cambios culturales y sociales que estás ayudando a impulsar tarde o temprano impactan en tus productos pop favoritos. Y que esto sirva de consuelo, por lo menos hasta que logremos abolir el monopolio de propiedad intelectual sobre los mitos modernos (otro día hablamos de eso).

 

Y con esto terminamos, true believers, nuestra larga exploración de la ideología marveliana. Espero que les haya gustado, que hayan reflexionado alguna cosa o que por lo menos haya sido de su interés. Me gustaría saber qué opinan al respecto. Excelsior!

 

FIN

 

 

Más cosas geeks y análisis mamalones:

2 comentarios:

Unknown dijo...

Siempre le comento a mi hermano lo gracioso que me parece que hydra era en un principio nazi y que luego sin explicación pasa a tener personas del este de Europa que obviamente hacen alusión a los rusos y ex miembros de la unión soviética, casi como si no hubiera diferencia entre uno y otro. En fin. Estuvo muy bueno el repaso, ojalá sigas escribiendo

Maik Civeira dijo...

Hey, muchas gracias por leer y comentar :)

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA

CURIOSIDADES DE LA HISTORIA
Haz click para conocer la historia